3 hallazgos de marzo: de vivir 50, de poetisas y despertares

Captura de pantalla 2016-03-09 a las 11.52.10Vive 50. La libreta de los 50 retos

Los 50 son un año especial para la mayoría de nosotras. Algunas lo llevan bien y otras, peor. Espero llevarlo muy bien cuando me toque pero, por si acaso, ya me he apuntado la idea que se le ocurrió a Neus Arqués (escritora y analista digital) para celebrar y disfrutar al máximo de ese año: proponerse cincuenta experiencias, cincuenta sueños a realizar a lo largo de esos doce meses. Encuentros, retos, viajes, lo que sea que te motive a ti. Dice que el resultado fue espectacular (y me lo creo). Aprendió muchísimo, se lo pasó fenomenal, y luego, compartió la idea con otras amigas. De ahí surgió Vive Cincuenta”, una libreta con instrucciones prácticas, en forma de ideas, sugerencias o preguntas para cumplir esos cincuenta sueños, que ella vende en su web, aunque supongo que si eres imaginativa y le dedicas un ratito, te serviría cualquier libreta en la que apuntar y guardar después las experiencias. Yo me lo imagino como una especie de Scrapbook, en el que quedaran plasmados con todo tipo de detalles (textos, fotos, objetos) los mejores recuerdos de ese año.

Cien de Cien y todas imprescindibles

Con este hallazgo he hecho un poco de trampa porque lo conocí hace un tiempo pero quería compartirlo con vosotras igualmente. Cien de Cien es un proyecto (también se edita en papel, Ed. La Bella Varsovia)  impulsado por la joven poeta Elena Medel, empeñada en rescatar y reunir poemas de mujeres poetas españolas del siglo XX que fueron olvidadas o, que según ella, no recibieron el reconocimiento que se merecían. Os sorprenderá la cantidad de mujeres poetas que han pasado desapercibidas en este país, y también la calidad de sus poemas. A mí me gustan muchas, Susana March, Ángela Figueres AymerichPino Betancor , Blanca Sarasúa, María Cegarra, y tantas otras que he descubierto aquí. Mi enhorabuena a Medel por el esfuerzo y el enorme trabajo que debe haber detrás.
Reproduzco un poema de Pino Betancor (Sevilla, 1928 – Las Palmas de Gran Canaria, 2003)

 TERCIOPELO Y SEDA

De terciopelo y seda era su cuerpo,
pero no lo vio nadie.

La enseñaron, ya desde pequeña,
a trabajar muy duro y no quejarse.
A levantarse al alba, blanca y fría,
a ser ave sin vuelo, flor sin aire.

Un día marcha a la ciudad inmensa.
Allí conoce a un hombre, uno de tantos,
pequeño y arrogante.
Los hijos le vendrán sin desearlos,
sin desear a nadie.

Y seguirá cosiendo y cocinando.
Es su deber. No lo discute nadie.
La vida va pasando lentamente
detrás de los cristales.

La enseñaron a ser el pan que se cocina,
la mesa que se pone, la ceniza que arde,
y así vivió su triste y corta vida,
ignorada e ignorante
de todas las bellezas de la tierra.

Nunca de la pasión de los sentidos
le hablaron. De cómo un beso
puede encender el aire.
Y una sencilla, dulce melodía,
hasta el cielo elevarte.

Un día se durmió en la vieja mecedora.
Para siempre. Sin haber florecido.
Marchita ya la tez, marchita el alma.
Como tantas mujeres innombrables.

De terciopelo y seda fue su cuerpo
y no lo supo nadie.

 

De temblor, belleza y aventuras

Captura de pantalla 2016-03-09 a las 14.24.48Todo lo que hace el fotógrafo Álvaro Sanz lo toca de una poesía visual preciosa que inspira y te llena de unas ganas irreprimibles de apuntarte al próximo despertar, encuentro o viaje que estén organizando. Despierta es una de sus propuestas más abiertas: te invitan a vivir,  inmortalizar el amanecer  con tu cámara y compartirlo con la comunidad. Yo nunca he logrado levantarme, pero creo que es una idea estupenda para mi libreta de los 50 que mencionaba más arriba. El próximo “Despierta” es el 20 de marzo.
Además de los despertares, él y su equipo, organizan viajes que son mucho más que viajes. Son casi experiencias de descubrimiento interior a través de la naturaleza que intentas captar con tu cámara, son momentos casi místicos de comunión con otras personas y con la naturaleza. De ahí ese frase extraída de su manifiesto: ¿Qué sería de la vida sin ese temblor ante la belleza y la aventura por descubrir?

GuardarGuardar

¡Apúntate a mi newsletter!

 

Te contaré una vez al mes historias de amor a los libros,
a la cultura, a la vida. 

¡No te pierdas nada! 

¡Te has suscrito bien! Confirma tu suscripción en el correo que te acaba de llegar. 

5 comentarios en “3 hallazgos de marzo: de vivir 50, de poetisas y despertares

  1. Gracias por tu referencia a mi proyecto “Vive cincuenta”, María.

    Lo he pensado como una cadena de mujeres que celebran su vida. Cuando yo terminé mi aventura, pase el relevo a una amiga y ésta a otra.

    La libreta es, físicamente, una guía donde he anotado las pautas que a mí me permitieron cruzar la línea de meta con la satisfacción de que había celebrado mi vida con mis cincuenta experiencias. Créeme: cuando llegas a la experiencia 27 y ves las que te faltan cuesta mantener el ritmo…

    También incluye páginas donde guardar recuerdos. Y sirve de pasaporte para el grupo Vive cincuenta que tenemos en Facebook para apoyarnos y celebrar.

    Allí estaremos, espero, cuando sea tu cumpleaños. Un abrazo,

    • Tiene una pinta estupenda, Neus. Me ha encantado! Todavía me faltan unos añitos (no tantos, ya), pero me encantaría tener una guía así para celebrarlos cuando entre a formar parte de ese grupo de mujeres estupendas que somos ahora. ¡Enhorabuena por la idea!

  2. Me parece una idea fantástica , a mí solo me quedan un par de meses para llegar a los 50, y aunque yo me encuentro estupendamente, sí que es una cifra que impone respeto.
    Además en mi caso, y supongo q en el de muchas mujeres de esta edad, se nos han pasado los últimos 15 o 20 años a una velocidad de vértigo, intentando siempre hacer 5 o 6 cosas a la vez. Es ahora cuando empezamos a tener tiempo para nosotras, para mimarnos, si me apuras tener algúnos ratos incluso para aburrirnos.

    Un beso.

    • Pues anímate María Jesus! Tienes dos meses para prepararte y cuando llegue el día de tu cumpleaños, das el pistoletazo de salida a este gran año! Casi estoy deseando llegar yo también, fíjate! 🙂 A mí también se me han pasado los últimos quince años rapidísimo. Veo a mis hijos ya adolescentes y no me creo que hace nada, como quien dice, los tuviera en mis brazos. Sobre todo es a través de ellos donde veo pasar el tiempo tan rápido. No me quejo, los he disfrutado mucho, pero ahora es nuestro momento ¿verdad? !Un abrazo!

Comenta, comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.